Masiva asistencia de las familias y buen balance en la generación de ingresos para los artesanos del azúcar

Durante cinco días en Cali, Yumbo, Palmira y Jamundí miles de vallecaucanos disfrutaron de las actividades del 18 Festival de Macetas, evento que tiene como propósito conservar y dar a conocer la tradición en la que padrinos regalan a sus ahijados macetas de dulce como símbolo de amor.

Cada año, gracias al Festival se benefician más de 100 artesanos del azúcar, quienes trabajan durante varios meses junto con sus familiares en la elaboración de las macetas y los elementos que la conforman.

En esta versión, además de la colina de San Antonio, dónde nació la tradición, el Festival estuvo en  el Bulevar del Río donde se realizó la Ruta Dulce del Ahijado, actividad en la que los niños conocieron la importancia del sector azucarero el la región, el origen de la tradición, los diferentes íconos de la ciudad y los principales elementos de la maceta, a través de estaciones en las que eran recibidos por personajes como Santiago El Cañero, Jovita Feijoo, la Dulce Artesana y Dorotea Sánchez,  gestora de la tradición y protagonista de esta edición del Festival.

Los parques de La Flora y El Ingenio, lugares constantemente visitados por los caleños durante los fines de semana se sumaron a los centros comerciales para la exposición y venta de las macetas, así como sucedió en el Parque Belalcazar de Yumbo, El Centro Comercial Llanogrande en Palmira y el Centro Comercial Alfaguara en Jamundí.

Deja un comentario